San Miguel Arcángel pesando las almas en el Juicio Final

martes, 30 de mayo de 2017

Diez consejos prácticos para la lucha diaria contra el demonio



REDACCIÓN CENTRAL, 29 May. 17 / 04:24 pm (ACI).- Ante el incremento de la actividad demoníaca reportada recientemente por exorcistas, dos sacerdotes dedicados a este ministerio en Estados Unidos exhortaron a los fieles a alejarse del mal y del pecado valiéndose de las herramientas para su protección que Dios alcanza al hombre.

El National Catholic Register reunió varios consejos sobre cómo prevenir el mal, en base dos entrevistas recientes con Mons. John Esseff, sacerdote de la diócesis de Scranton (Pensilvania) de 64 años de edad y exorcista por más de 40; y el Obispo de Springfield, Mons. Thomas Paprocki.


Aquí los 10 consejos prácticos que compartieron a los fieles:

1. Odiar el pecado y mantenerse alejado del mal

Mons. Eseff indicó que “el trabajo habitual del demonio es el pecado” y este último “conduce a la muerte de las almas”, por lo tanto, se le debe rechazar siempre.

“Es mejor protegerse del mal que tratar de librarse de él. Una vez que se le abre una puerta, no siempre puede cerrarse por nuestra propia cuenta”, agregó.

2. Nunca hablar directamente con el demonio

Se debe entender que la batalla espiritual no es una lucha entre iguales. Solamente en un exorcismo, el sacerdote le habla al demonio, pero requiere un permiso del obispo local para tener toda la autoridad de la Iglesia.


“Un laico debe dirigirse solamente a Dios, ya que pueden meterse en problemas hablando con el demonio”, explicó Mons. Paprocki.

3. Reconocer cómo trabaja el demonio

“La posesión es el trabajo extraordinario del diablo y es muy raro (aunque la obsesión, la opresión, la infestación son más frecuentes). Su trabajo ordinario es la tentación y nos enfrentamos a la tentación todos los días”, afirma Mons. Paprocki.

Por su parte Mons. Esseff, explica que “el poder de Satanás aumenta cuando la gente no cree que es real. Dios es ‘Yo soy el que soy’, pero el diablo quiere ser: ‘Yo soy el que no es’”.

4. Tener vida sacramental

Mons. Esseff destacó que una vez que la confesión deja de ser frecuente, “la actividad de Satanás aumenta. Para disminuir la obra de Satanás, se debe acudir con más frecuencia a la confesión. La confesión es más poderosa que un exorcismo. Uno es un sacramento y el otro es una bendición”.

“La mejor manera de protegernos del mal es a través de los sacramentos porque fueron instituidos por Jesucristo y nos llenan con la gracia para protegernos y acercarnos a Dios”, añadió Mons. Paprocki.

5. Utilizar sacramentales

Se puede utilizar sacramentales como agua bendita, rosarios, escapularios y otros artículos religiosos porque “fueron dados a la Iglesia por la inspiración del Espíritu Santo”.

Son maneras de ayudarnos a ser santos”, indicó Mons. Paprocki.

6. Pedir ayuda a Dios en la oración

“Ustedes tienen que decir y hacer las cosas de manera diferente a como les indica su naturaleza. Es la naturaleza humana que cae de nuevo en los viejos hábitos. La gente necesita recurrir a Dios y orar por la gracia. Entonces tienen que estar listos para aceptar esas gracias y esforzarse por tomar buenas decisiones”, explicó Mons. Esseff.

Ambos exorcistas recomendaron oraciones de protección como el “Padre Nuestro”, “Credo de los apóstoles”, “Credo Niceno-Constantinopolitano”, “´La coraza de San Patricio” o a San Miguel Arcángel.


También recordaron pedir la intercesión de María Santísima y los santos.

7. Bendecir el hogar

“Podemos hacer que un sacerdote bendiga nuestra casa y use oraciones de exorcismos menores. Un exorcismo menor no necesita permiso del obispo para actuar”, Mons. Paprocki.

8. Consultar a un sacerdote si se necesita ayuda

Mons. Esseff afirmó que “cuando un sacerdote ora y da su bendición, está actuando en la persona de Jesucristo, que es poderoso. Cuando entro en una habitación, el diablo ve a Jesucristo”.

9. Perseverar en la lectura espiritual

Leer la Biblia todos los días. Además, los exorcistas recomendaron algunos libros católicos como el “Manual para la Guerra Espiritual” de Paul Thigpen y “Oraciones de Liberación” del P. Chad Ripperger.

10. Visitar a Dios en el Santísimo Sacramento

En importante dedicar un tiempo para enfocarse solamente en adorar a Dios, darle gracias y pedirle su ayuda para crecer en gracia. Se recomienda participar de la Hora Santa al menos una vez a la semana.
(https://www.aciprensa.com/noticias/10-consejos-practicos-para-la-lucha-diaria-contra-el-demonio-18454)

jueves, 18 de mayo de 2017

Los sonidos del Infierno


Mateo 5: 22 "Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego"
29 "Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno"
Mateo 10.28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno"
Mateo 23:33 ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?
2 Pedro 2: 4 "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio"
Apocalipsis 20:10 "Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos".
Apocalipsis 20:15 "Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego."























sábado, 6 de mayo de 2017

Un sacerdote con 6.000 exorcismos a sus espaldas advierte de las 7 puertas que no se deben abrir


El tablero Ouija, peligrosísimo "juego" demoníaco.


Francisco López Sedano es un religioso mexicano de los Misioneros del Espíritu Santo que a sus ochenta años ha pasado la mitad de su vida luchando contra Satanás como exorcista llegando a ser el coordinador de los exorcistas de la Archidiócesis de México. Calcula que durante su extenso ministerio ha realizado al menos 6.000 exorcismos y no teme al demonio sino que afirma que el demonio le teme a él.

En una entrevista para el diario Hoy Los Ángeles, editado en lengua española en California (EEUU), este anciano sacerdote cuenta algunas de sus experiencias y advierte a la gente de las puertas que no hay que abrir para que el demonio no pueda entrar en sus vidas y alerta de la poca fe de algunos sacerdotes:

-¿El diablo existe?
-Por supuesto.

-¿Pero existe así como un ente maligno o es sólo la maldad del ser humano?
-Jesús se enfrentó muchas veces con Satanás mismo y habló con él. No se habla con una cosa, se habla con una persona.

-¿Cómo fue que se volvió exorcista?
-No fue por mi gusto, fue por necesidad, por ver casos muy serios, muy dolorosos y tener que entrarle al toro. Antes no creía que el demonio pudiera actuar tan agresivamente. Me parecía fantasioso, no realista.

-¿Y qué le hizo creer?
-Un compañero sacerdote que estaba metido en eso me hizo ver que combatir al Maligno era una obligación. Me dijo: "tienes que meterte en esto por mandato del Señor".

-¿Por mandato?
-Los tres mandatos son llevar la palabra de Dios, sanar enfermos y echar demonios. Los tres están vigentes en la iglesia, pero muchos sacerdotes no quieren entrarle al toro, le tienen miedo.

-¿A qué le tienen miedo?
-A la venganza del Otro.

-¿No será que esos sacerdotes simplemente no creen en el demonio?
- No creen, no intervienen y por eso no tienen experiencia. Me han tocado casos en los que, previamente, la gente fue con su párroco y éste les dijo: "usted está imaginándose cosas, eso no existe". Y la persona se va sin saber qué hacer, porque en la noche "alguien" lo molesta, lo golpea, lo tumba de la cama, lo golpea contra la pared.

-¿Usted ha hablado con el demonio?
-Muchas veces. El demonio habla a través de la gente, gente que se ha metido en sus terrenos. A mí. ¡cuántas veces! "¿Y tú quién eres para expulsarme?". Y le respondo: no soy nadie, pero vengo de parte de Cristo, tu Dios y Señor y te largas ahora mismo, te mando en nombre de Él que te vayas, ¡fuera!


La ouija es un juego extendido entre los jóvenes que abre la puerta al demonio

- ¿Cómo distingue entre una persona que está fingiendo y una persona que está poseída?
- La persona en la que están los demonios empieza a gritar, empieza a ladrar como perro, empieza a vociferar o a retorcerse y a andar como culebras en el piso. Son mil formas.

-¿Y no le da miedo?
-No, porque Dios nos protege. Si no lo hiciera, nadie se metería en eso.

-¿Qué busca el diablo?
-El demonio lo que quiere es apartarnos de Dios, nos mete flojera, nos mete cansancio, nos mete sueño, desconfianza, nos mete desesperación, odio; todo lo negativo.

-Entonces, vivimos una época muy endemoniada.
- Así es. No he tenido buena salud y he dejado un poco de atender gente, pero normalmente antes atendía tres o cinco casos al día.

-¿Cómo sabe una persona que necesita un exorcismo?
-Oye voces, siente odio o rechazo por Dios, antes creía y ahora patea la Biblia. Es gente que tiene un dolor de espalda terrible, pero los médicos dicen que está perfectamente bien. Los daños de Satanás están fuera del orden médico clínico. Gente que vive con una diarrea permanente y con nada se le quita; gente que tiene dolor de ojos y los oftalmólogos no les encuentran nada. Son daños que la ciencia no detecta.

-Entonces, ¿estar poseído por un demonio no significa andar trepando las paredes como Linda Blair?
- No precisamente, pero puede ser. Cuando hay presencia del demonio puede suceder cualquier cosa.

- A usted le ha tocado ver algo así.
-Sí. En una iglesia, un muchacho de unos 18 años empujó cinco bancas de estas grandes, muy pesadas, que ni 10 personas lo habrían logrado. Tenía una fuerza terrible. Lo tuvimos que agarrar entre tres para practicarle el exorcismo. Habiendo presencia del Otro, ya se explica cualquier cosa. Que puedan subirse por las paredes, sí; y volar también.


Una de las escenas más conocidas de la película de El Exorcista

- ¿Qué le gusta al diablo o a satanás?
Lo que le gusta es separarnos de Dios, meternos miedo, amenazarnos, tenernos temblando y la gente así anda luego.

-¿Pero el diablo escoge a la gente o la gente lo deja entrar?
-La gente deja entrar al diablo. No se metería con nosotros si no le abriéramos puertas. Por eso Dios prohíbe practicar magia, superstición, brujería, hechicería, adivinación, consulta a muertos y espíritus y astrología. Esos son los 7 terrenos de la mentira y el engaño.

- Pero todos en México consultan su horóscopo.
-Que los astros influyan en nuestra vida es la mentira más grande. ¡Están a millonadas de kilómetros! Son cuerpos formados por metales y gases, ¿cómo van a influir en nosotros? Lo mismo pasa con la magia, que es atribuir a las cosas un poder que no tienen. Cargar una herradura porque me va a dar buena suerte, es mentira.

-¿No pasa lo mismo con algunos artículos de la Iglesia Católica? Los milagritos, por ejemplo.
- Bueno, no. Hay que saber distinguir. Si yo traigo una imagen de Cristo o de María Santísima como protección, detrás hay algo serio, auténtico, mientras que detrás de una herradura no hay nada, hay mentira.

-¿El diablo sabe más por viejo que por diablo?
- De acuerdo.

-¿Hay algún personaje público que usted crea que tiene tratos con el demonio o que esté poseído?
-Bueno, pues Hitler.

¿De los actuales?
-Pues a ratos (Enrique) Peña Nieto con sus cosas locas de los matrimonios gay y todo eso.

-¿Qué pasa con los narcos y los sicarios?
- Es difícil afirmar rotundamente si son satánicos o no, pero andan en la maldad, ciertamente.

- ¿En algún momento ha sentido miedo?
- No, el diablo me tiene miedo a mí.

- ¿Cómo se imagina el cielo?
No lo podemos imaginar, está fuera de nuestro alcance.

-¿Usted piensa en la muerte?
- Sí, con frecuencia porque tengo que tratar enfermos o, a veces, muertos.

- ¿Le preocupa?
- Ligeramente, porque es uno pecador y está uno en sangre pecadora.

-¿Cómo va a ser pecador si usted combate demonios?
-Sí, pero ¿acaso no puedo pensar en matarte ahorita?

-¡Espero que no!
-Jajajaja. Lo que quiero decir es que estamos en sangre pecadora y nadie puede decir "yo no soy pecador". Basta que estemos en carne humana para que seamos pecadores y fallemos en muchas cosas, el Papa y todos, somos humanos.

-¿Qué pasa, por ejemplo, con los sacerdotes pederastas?
-No tuvieron una formación suficiente como para luchar contra sus tendencias pederastas, no tuvieron fuerza espiritual para sobreponerse.

-¿Qué castigo merece alguien que abusa de un niño?
-Merecería que le corten sus partes.

- ¿Cuál quiere que sea su epitafio?
-Simplemente: "Gracias, Señor, por la vida".

-Tanta maldad, ¿no le quita la esperanza?
- No, para mí se confirma la esperanza porque desde la cruz Cristo ya venció y ganó la guerra absoluta. Satanás trata de hacerle un poco la guerra, pero no le hace ni cosquillas.



miércoles, 3 de mayo de 2017

Cómo obtener indulgencia plenaria por 100 años de Virgen de Fátima



FÁTIMA, 29 Nov. 16 / 05:01 pm (ACI).- Por los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal, el Papa Francisco ha decidido conceder la indulgencia plenaria durante todo el Año Jubilar que comenzó el 27 de noviembre y terminará  el 26 de noviembre de 2017.

El Santuario de Fátima indicó que para obtener las indulgencias plenarias los fieles deben  cumplir primero con condiciones habituales: confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Santo Padre.


En declaraciones a ACI Prensa, el secretario de la rectoría del Santuario de Fátima en Portugal, André Pereira, explicó que las indulgencias plenarias podrán obtenerse durante todo el Año Jubilar y para ello existen tres maneras, detalladas en un comunicado publicado en el sitio web del santuario.

1.- Peregrinar al Santuario

La primera forma es que “los fieles vengan en peregrinación al Santuario de Fátima en Portugal y que allí participen en una celebración u oración dedicada a la Virgen”.

Además de ello los fieles deben rezar el Padrenuestro, recitar el Credo e invocar a la Madre de Dios.

2.- Ante cualquier imagen de la Virgen de Fátima en todo el mundo

La segunda forma se aplica para “los fieles piadosos que visitan con devoción una imagen de Nuestra Señora de Fátima expuesta solemnemente a la veneración pública en cualquier templo, oratorio o local adecuado en los días de los aniversarios de las apariciones, el 13 de cada mes desde mayo hasta octubre (de 2017), y participen allí devotamente en alguna celebración u oración en honor de la Virgen María”.

Al respecto de la segunda forma, el secretario de la rectoría del Santuario de Fátima indicó a ACI Prensa que la visita a la imagen la Virgen “no tiene que ser necesariamente solo en Fátima o exclusivamente en Portugal” sino que puede ser en cualquier parte del mundo.

También se debe rezar un Padrenuestro, el Credo e invocar a la Virgen de Fátima.

3.- Ancianos y enfermos


La tercera forma de obtener una indulgencia se aplica a las personas que por la edad, enfermedad u otra causa grave estén impedidos de movilizarse.

Pueden rezar ante una imagen de la Virgen de Fátima y deben unirse espiritualmente en las celebraciones jubilares en los días de las apariciones, los días 13 de cada mes, entre mayo y octubre de 2017.

Además tienen que “ofrecer con confianza a Dios misericordioso, a través de María, sus oraciones y dolores o los sacrificios de su propia vida”.
(https://www.aciprensa.com/noticias/asi-puedes-obtener-indulgencia-plenaria-por-100-anos-de-virgen-de-fatima-35228/)

jueves, 27 de abril de 2017

"Ballena azul": juego diabólico que destruye la vida de nuestros jóvenes


Un nuevo y perverso "juego" diabólico se está instalando entre los jóvenes, no sólo de Argentina, sino del mundo entero, y es el denominado "Ballena azul", un aparentemente inofensivo pasatiempo que, sin embargo, está terminando literalmente con las vidas de miles de jóvenes, puesto que los induce al suicidio. Estemos alertas y combatamos esta nueva perversión diabólica, y no permitamos que nuestros jóvenes caigan en estas demoníacas redes, teniendo siempre presente que el arma espiritual más contundente para usar y así defender a los jóvenes es el Santo Rosario, por lo que debemos rezarlo con ellos.
A continuación, ofrecemos la carta de un obispo brasileño, 
en la que se exhorta a hacer frente a este peligroso juego suicida.


No dejemos que “ballenas” maten a nuestros jóvenes, exhorta Obispo ante juego suicida

SAO PAULO, 23 Abr. 17 / 01:17 pm (ACI).- Un obispo brasileño exhortó a hacer frente al juego suicida de “La Ballena azul” que se ha popularizado entre los jóvenes y que debe generar una respuesta de parte de “las familias, las Iglesias y la sociedad”.

En un artículo titulado “No dejemos que las ballenas maten a nuestros jóvenes”, el Obispo Auxiliar de Porto Alegre, Mons. Leomar Antônio Brustolin, se refirió a “La Ballena Azul”, que comenzó a viralizarse en Rusia a través de la red social Vkontakte.


El juego consiste en cumplir 50 desafíos, uno cada día, que son enviados a los participantes a través de grupos cerrados en las redes sociales.

Entre los desafíos figuran ver películas de terror todo el día, levantarse de madrugada, cortarse los brazos y piernas; y cortar la piel hasta dejar en ella la forma de una ballena. El último es lanzarse desde lo alto de un edificio.


El Prelado refirió en su misiva que “vivimos ahora en un tiempo de fuerte acento individualista, cuando las sociedades que se rigen por una lógica narcisista multiplican las iniciativas autodestructivas. Ante la crisis de afecto, de banalización del otro y del relativismo que colapsa valores comunes, el suicidio es hoy una expresión de una crisis de despersonalización”.

En medio de esta realidad, muchos jóvenes “altamente conectados están perdidos en medio de tanta información y son víctimas de una sobredosis de opciones para lograr la felicidad” que no suele ser auténtica sino “momentánea, hedonista y eminentemente individual”.

En medio de esta realidad, alertó el Obispo, “la persona termina moviéndose en un horizonte sin meta, fluctuando en una atmósfera de varias opciones de sentido, de comportamientos, de ética. Los condicionamientos de una sociedad deshumanizada impiden que el individuo se realice”.

En este contexto, “sin perspectiva de futuro y olvidando el pasado, muchos insisten en vivir solamente el presente”.

Ante estos desafíos, Mons. Brustolin recordó que “la estructura, el ambiente y la educación familiar son fundamentales para lograr niveles de felicidad que disminuyan el impulso autodestructivo”.

También es importante modificar el sistema educativo para “reconstruir los sentidos, rescatar valores, autorizar la expresión de sentimientos y pensamientos y fortalecer los vínculos de espiritualidad”.


“Saber lidiar con las pérdidas, los límites y las frustraciones permite conocer lo que realmente tiene valor en la vida, de forma extremamente eficaz, y ayuda a discernir lo que es secundario de lo que es esencial”.

Finalmente el Obispo Auxiliar de Porto Alegre resaltó que “la alerta del desafío de la Ballena Azul es para todos y apunta a la necesidad de una nueva actitud en la vida: conectado, pero no alienado; informado pero no desafectado; libre, pero no narcisista”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital.
(https://www.aciprensa.com/noticias/no-dejemos-que-la-ballena-mate-a-jovenes-exhorta-obispo-ante-juego-suicida-78247/)

Atrapasueños, Mano de Fátima, Árbol de la vida, cinta roja: supersticiones que abren las puertas al Demonio

¡Atención católico! Si usas estos objetos -además de muchos otros-, estás dando
poder al demonio sobre tu vida y la de tus seres queridos, además de cometer
un pecado de superstición que ofende la majestad de Dios Trino y desconoce 
el poder salvífico y redentor de la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo.


"Atrapasueños", objeto de brujería.


Mano de Fátima, elemento esotérico.


Árbol de la vida, perteneciente al gnosticismo celta.


Cinta roja, objeto supersticioso.




sábado, 25 de marzo de 2017

Misterios y leyendas en torno a la “biblia del diablo”


Inma Alvarez | Mar 24, 2017
En una oscura celda de una tormentosa noche medieval en el monasterio benedictino de Podlažice, en lo que hoy es la República Checa, un joven y tortuoso monje apodado Germán el Recluso escribe sin descanso sobre un enorme pergamino. Ha cometido un gravísimo pecado por el cual la sentencia es una muerte horrible, emparedado vivo, y sólo un milagro puede salvarle. Pero su alma ennegrecida no implora a la misericordia divina, sino a fuerzas más oscuras.

Desesperado por salvar la vida, el penitente ofrece al abad componer una obra tan grande que reúna toda la sabiduría de la época, y que dé gloria a su monasterio. Promete además, el insensato, terminarla en una sola noche.

El abad se burla de él, advirtiendo al culpable que la bravata sólo empeorará su terrible castigo. Pero a la mañana siguiente, el tortuoso fraile se presenta ante todos con un volumen gigantesco, en cuyas páginas, al abrirlas, encuentran la terrible imagen del verdadero autor, y una poderosa maldición.
En realidad se llama Codex Gigas (Libro Gigante), es probablemente del siglo XIII, y la duda es si recibió este nombre por sus grandes dimensiones ((92 × 50,5 × 22 cm, 624 páginas y 75 kg de peso) o por la gran cantidad de obras reunidas en él: una copia incompleta de la Vulgata, la Chronica Boemorum de Cosmas de Praga, dos obras del historiador judío Flavio Josefo, las Etimologías del arzobispo San Isidoro de Sevilla, unos tratados de medicina del médico Constantino el Africano, la regla de San Benito, un calendario, una lista de benefactores del convento, además de  textos de contenido mágico, hechizos y encantamientos.

Se trata del libro escrito más grande que nos ha llegado desde la Edad Media, y en su época fue considerado una de las maravillas del mundo. Los expertos que lo han estudiado, entre ellos Christopher de Hamel, de la Universidad de Cambridge, afirman que lo escribió una sola mano, pero que al menos tardaría 20 o 30 años en terminarlo. La obra de toda una vida.

Hay que recordar que estas “misceláneas” eran corrientes en la época medieval, en la que los libros eran ejemplares únicos, normalmente hechos por encargo y a medida del usuario. Libros como estos, más que para uso religioso, constituían las auténticas enciclopedias de la época.

También es interesante recordar que la incipiente investigación científica a menudo venía envuelta en pensamiento mágico e influencias de las traducciones de obras antiguas: no es hasta 1317, un siglo después, que el papa Juan XXII prohíbe expresamente la alquimia con la bula Spondent Pariter. Pero hasta entonces, era una delgada línea roja la que separaba al alquimista del filósofo y del investigador científico. No es extraño, por tanto, encontrar libros de alquimia y lo que hoy consideraríamos magia en un scriptorium medieval.
Lo que es seguro es que la curiosa imagen del diablo en una de sus páginas es la que ha alimentado la leyenda sobre su origen, y la que le ha valido el título de “biblia de Satán” – aunque puesta en su contexto, la imagen no es extraña a la iconografía medieval: en la página de al lado hay una ilustración que muestra la Ciudad de Dios, como contraposición entre el bien y el mal, el cielo y el infierno.

La leyenda no hizo sino aumentar, vinculando el extraño libro a catástrofes y plagas de peste, y seguramente llegó a oídos de un amante del ocultismo como Rofoldo II de Habsburgo, de quien se dice que engañó a los monjes para llevarse el libro e incorporarlo a su mítico “Gabinete de las Maravillas”, escondiéndolo supuestamente al mundo para su uso privado.
Décadas más tarde, durante la guerra de los 30 años que enfrentó a protestantes y católicos, una expedición protestante entraría en el palacio real de Praga y robaría gran parte de la colección del difunto Rodolfo. El Codex, llevado a Estocolmo como botín de guerra, pasaría entonces a las manos de otra singular reina, Cristina de Suecia (la cual acabaría su reinado, precisamente, abdicando para convertirse al catolicismo).

El singular libro se conserva desde entonces en el Museo Nacional de Suecia, y puede verse a través de internet, AQUÍ. En 2007, la Biblioteca Nacional de Praga logró su préstamo para una exposición, y se convirtió sin duda en la estrella de la muestra.
(http://es.aleteia.org/2017/03/24/misterios-y-leyendas-en-torno-a-la-biblia-del-diablo/)

miércoles, 22 de marzo de 2017

El Papa alerta contra el "espíritu del mundo", mediante el cual reina el "Príncipe de este mundo", el Demonio, Satanás, el Adversario.

El Papa alerta de la «astucia mundana» que gusta al demonio y pide «responder con astucia cristiana»

El Papa alerta contra el "espíritu del mundo", mediante el cual reina el "Príncipe de este mundo", el Demonio, Satanás, el Adversario.

ReL18 septiembre 2016
"Jesús hoy nos exhorta a hacer una elección clara entre Él y el espíritu del mundo, entre la lógica de la corrupción y de la avaricia y aquella de la rectitud y del compartir”, dijo el Papa Francisco a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro para rezar la oración mariana del Ángelus del tercer domingo de septiembre, tal y como recoge Radio Vaticano.

Comentando el Evangelio que la liturgia presenta este XXV Domingo del tiempo Ordinario, el Santo Padre señaló que “hoy Jesús nos invita a reflexionar sobre dos estilos de vida contrapuestos: aquel mundano y aquel del Evangelio. Y lo hace mediante la narración de la parábola del administrador infiel y corrupto, que es alabado por Jesús no obstante su deshonestidad”.

Es necesario precisar, dijo el Pontífice, que este administrador no es presentado como un modelo a seguir, sino como un ejemplo de astucia. “A tal astucia mundana – agregó el Papa – nosotros estamos llamados a responder con la astucia cristiana, que es un don del Espíritu Santo. Se trata de alejarse del espíritu y de los valores del mundo, que tanto gustan al demonio, para vivir según el Evangelio”. La mundanidad – afirmó el Obispo de Roma – se manifiesta con actitudes de corrupción, de engaño, de prepotencia, y constituyen el camino más equivocado, el camino del pecado, a pesar que esa sea la más cómoda a seguir.

En cambio, el espíritu del Evangelio requiere un estilo de vida serio y comprometido, impostado en la honestidad, en la rectitud, en el respeto a los demás y a su dignidad, en el sentido del deber. ¡Esta es la astucia cristiana! Por ello, concluyó el Papa Francisco, “Hoy Jesús nos invita a hacer una elección clara entre Él y el espíritu del mundo, entre la lógica de la corrupción y de la avaricia y aquella de la rectitud y del compartir”.
(http://www.religionenlibertad.com/papa-alerta-astucia-mundana-que-gusta-demonio-51975.htm)

El Papa Francisco propone a los confesores acudir al exorcista en casos de "disturbios espirituales"

El Papa Francisco propone a los confesores acudir al exorcista en casos de «disturbios espirituales»

El Papa Francisco habla a menudo del demonio en sus homilías.

ReL22 marzo 2017

En un curso para confesores organizado por la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede el pasado 17 de marzo, el Papa Francisco aconsejó a los sacerdotes pedir la ayuda de los exorcistas cuando detecten "reales y verdaderos disturbios espirituales", sin por ello prescindir de "una sana colaboración con las ciencias humanas".

El Papa hablaba de la importancia de saber discernir cada caso y explicó que el discernimiento es esencial porque “quien se acerca al confesionario, puede provenir de las más dispares situaciones y podría tener incluso disturbios espirituales”.

El Papa precisó que “allí donde el confesor se diese cuenta de la presencia de reales y verdaderos disturbios espirituales –que pueden ser también en gran parte psíquicos, y que deben ser verificados a través de una sana colaboración con las ciencias humanas– no deberá dudar en referirse a quienes, en las diócesis, se encargan de este delicado y necesario ministerio, es decir los exorcistas”.

Quiénes son los exorcistas

En la Iglesia Católica, los rituales de exorcismo están reservados a los obispos o a sacerdotes designados por ellos para esta función. 

El exorcismo es el acto de expulsar demonios o espíritus malignos que afectan a personas, sitios u objetos, e implica que el sacerdote se dirija al espíritu maligno con autoridad y ordenar que se marche, por el poder de Cristo.

Es distinto de la oración de liberación, que puede realizar cualquier fiel, y que consiste en rezar a Dios pidiéndole que Él sea quien expulse al mal o lo mantenga lejos. La Iglesia prohíbe a sus fieles cualquier intento de comunicación, diálogo o negociación con espíritus malignos.

En los últimos años, muchas diócesis han designado exorcistas diocesanos que se especializan en estos casos, que a menudo van ligados también a temas de drogas y adicciones, sectas, reiki, nueva era y rituales de brujería o santería. Los exorcistas suelen contar con colaboradores o consultores que conocen estos temas.

Lo que dice el Catecismo
El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) detalla en el numeral 1673 que “cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo”.

El canon 1172 §2 del Código de Derecho Canónico señala que el exorcista debe ser un obispo o un sacerdote “piadoso, docto, prudente y con integridad de vida”.
(http://www.religionenlibertad.com/papa-francisco-propone-los-confesores-acudir-exorcista--55626.htm)

miércoles, 15 de marzo de 2017

Maestra irresponsable practica espiritismo con la tabla Ouija con sus alumnos de cinco años, haciéndoles creer que era un juego


Lo hemos dicho y lo volvemos a decir: la Ouija NO ES un juego, es una práctica espiritista, por la cual se invocan supuestos espíritus de personas fallecidas, pero lo que sucede en realidad es que se invoca al mismo Demonio, el cual así entra en las vidas y en los cuerpos de los que realizan esta abominable práctica.

DENVER, 14 Mar. 17 / 02:43 pm (ACI).- Una maestra de preescolar fue suspendida luego de jugar a la ouija con sus alumnos de 5 años, tras la denuncia presentada por la madre de uno de los menores.

La madre de familia, que prefirió no ser identificada, denunció el hecho ante la institución Milwaukee Public Schools (MPS), en Estados Unidos, luego que la maestra de su hijo en la escuela Zablocki Elementary jugara a la ouija con los niños en febrero pasado.


La maestra, señala el sitio WISN12–ABC explicó, en un correo electrónico de respuesta enviado a la madre, que los niños le “estaban pidiendo una historia que diera miedo y como tenía el tablero (desde Halloween en octubre) comencé a mover el objeto sobre él para responder a sus preguntas. Ellos preguntaban sobre caracteres atemorizantes en película, yo no dije que fueran espíritus. Todo fue hecho para divertirnos”.


“Entiendo su preocupación, fui tonta y lo siento. Me llevaré el tablero a casa y esto no volverá a pasar”, agregó.

La madre de familia expresó su molestia y comentó que cuando ocurrió lo de la ouija los pequeños “apagaron las luces para que todo esté oscuro y hablaban de espíritus. Eso no es algo que se deba hacer en la escuela”.

Ahora, relató, su hijo “tiene miedo a la hora de ir a dormir en la noche, le teme a la oscuridad”.

De acuerdo al Huffington Post, la MPS investigará el caso y, dependiendo del resultado, la maestra podrá volver o no a su puesto en la escuela.


En octubre de 2016, el conocido sacerdote y teólogo español, P. José Antonio Fortea, explicó a la prensa que “cuando uno hace la ouija, está llamando a espíritus desconocidos, y puede venir cualquiera. No hay control. Y si vienen malos espíritus, pueden introducirse en la persona o quedarse pegados sin separarse de ella”.

“Dios no quiere que los hombres hagamos espiritismo. Ningún espíritu bueno va a hablar a través de la ouija”, precisó.
(https://www.aciprensa.com/noticias/maestra-juega-ouija-con-ninos-de-5-anos-y-recibe-sancion-50440/)

jueves, 23 de febrero de 2017

Conciliábulo de Lucifer en el infierno tras la muerte de Cristo


Nuestra Señora del Apocalipsis.

Sor María de Jesús Ágreda

"La caída de Lucifer con sus demonios desde el monte Calvario al profundo del infierno, fue más turbulenta y furiosa que cuando fue arrojado del cielo. Y aunque siempre aquel lugar es tierra tenebrosa y cubierta de las sombras de la muerte, de caliginosa (tenebrosa) confusión, de miserias, tormentos y desorden, como dice el santo Job: pero en esta ocasión fue mayor su infelicidad y turbación; porque los condenados recibieron nuevo horror y accidental pena con la ferocidad y encuentros que bajaron los demonios, y el despecho que rabiosos manifestaban. Cierto es que no tienen potestad en el infierno para poner las almas a su voluntad en lugares de mayor o menor tormento; porque esto lo dispensa el poder de la divina justicia, según los deméritos de cada uno de los condenados, porque con esta medida sean atormentados. Pero, a más de la pena esencial, dispone el justo Juez que puedan sucesivamente padecer otras penas accidentales en algunas ocasiones; porque sus pecados dejaron en el mundo raíces y muchos daños para otros que por su causa se condenan, y el nuevo efecto de sus pecados no retratados les causa estas penas. Atormentaron los demonios a Judas con nuevas penas, por haber vendido y procurado la muerte a Cristo. Y conocieron entonces que aquel lugar de tan formidables penas, donde le habían puesto, era destinado para castigo de los que se condenasen con fe y sin obras, y los que despreciasen de intento el culto de esta virtud y el fruto de la redención humana. Y contra estos manifiestan los demonios mayor indignación, como la concibieron contra Jesús y María.
Luego que Lucifer tuvo permiso para esto y para levantarse del aterramiento en que estuvo algún tiempo, procuró intimar a los demonios su nueva soberbia contra el Señor. Para esto los convocó a todos, y puesto en lugar eminente les habló, y dijo: A vosotros, que por tantos siglos habéis seguido y seguiréis mi justa parcialidad en venganza de mis agravios, es notorio el que ahora he recibido de este nuevo Hombre y Dios, y como por espacio de treinta y tres años me ha traído engañado, ocultándome el ser divino que tenía, y encubriendo las operaciones de su alma, y alcanzando de nosotros el triunfo que ha ganado con la misma muerte que para destruirle le procuramos. Antes que tomara carne humana le aborrecí, y no me sujeté a reconocerle por más digno que yo de que todos le adorasen como superior. Y aunque por esta resistencia fui derribado del cielo con vosotros, y convertido en la fealdad que tengo, indigna de mi grandeza y hermosura; pero más que todo esto me atormenta hallarme tan vencido y oprimido de este Hombre y de su Madre. Desde el día que fue criado el primer hombre los he buscado con desvelo para destruirlos; y si no a ellos, a todas sus hechuras, y que ninguna le admitiese por su Dios ni le siguiese, y que sus obras no resultasen en beneficio de los hombres. Estos han sido mis deseos, estos mis cuidados y conatos; pero en vano, pues me venció con su humildad y pobreza, me quebrantó con su paciencia, y al aún me derribó del imperio que tenía en el mundo con su pasión y afrentosa muerte. Esto me atormenta de manera, que si a él le derribara de la diestra de su Padre, donde ya estará triunfante, y a todos sus redimidos los trajera a estos infiernos, aun no quedara mi enojo satisfecho, ni se aplacara mi furor.
¡Es posible que la naturaleza humana, tan inferior a la mía, haya de ser tan levantada sobre todas las criaturas! ¡Que ha de ser tan amada y favorecida de su Criador que la juntase a sí mismo en la persona del Verbo eterno! ¡Que antes de ejecutarse esta obra me hiciese guerra, y después me quebrantase con tanta confusión mía! Siempre la tuve por enemiga cruel; siempre me fue aborrecible e intolerable. ¡Oh hombres tan favorecidos y regalados del Dios que yo aborrezco, y amados de su ardiente caridad! ¿Cómo impediré vuestra dicha? ¿Cómo os haré infelices cual yo soy, pues no puedo aniquilar el mismo ser que recibisteis? ¿Qué haremos ahora, o vasallos míos? ¿Cómo restauráremos nuestro imperio? ¿Cómo cobraremos fuerzas contra el hombre? ¿Cómo podremos ya vencerle? Porque si de hoy mas no son los mortales insensibles ingratísimos, si no son peores que nosotros contra este Hombre y Dios que con tanto amor los ha redimido, claro está que todos le seguirán a porfía; todos le darán el corazon y abrazarán su suave ley; ninguno admitirá nuestros engaños; aborrecerán las honras que falsamente les ofrecemos, y amarán el desprecio; querrán la mortificación de su carne, y conocerán el peligro de los deleites; dejarán los tesoros y riquezas, y amarán la pobreza que tanto honró su Maestro; y a todo cuanto nosotros pretendamos aficionar sus apetitos, les será aborrecible por imitar a su verdadero Redentor. Con esto se destruye nuestro reino, pues nadie vendrá con nosotros a este lugar de confusión y tormentos; y todos alcanzarán la felicidad que nosotros perdimos; todos se humillarán hasta el polvo, y padecerán con paciencia, y no se logrará mi indignación y soberbia.
¡Oh infeliz de mí, y qué tormento me causa mi propio engaño! Si le tenté en el desierto fue darle ocasión para que con aquella victoria dejase ejemplo a los hombres, y que en el mundo le hubiese tan eficaz para vencerme. Si le perseguí, fue ocasionar la enseñanza de su humildad y paciencia. Si persuadí a Judas que le vendiese, y a los judíos que con mortal odio le atormentasen y pusiesen en la cruz, con estas diligencias solicité mi ruina, y el remedio de los hombres, y que en el mundo quedase aquella doctrina que yo pretendí extinguir. ¿Cómo se pudo humillar tanto el que era Dios? ¿Cómo sufrió tanto de los hombres, siendo tan malos? ¿Cómo yo mismo ayudé tanto para que la redención humana fuese tan copiosa y admirable? ¡Oh qué fuerza tan divina la de este Hombre, que así me atormenta y debilita! Aquella mi enemiga, Madre suya, ¿cómo es tan invencible y poderosa contra mí? Nueva es en pura criatura tal potencia, y sin duda la participa del Verbo eterno, a quien vistió de carne. Siempre me hizo grande guerra el Todopoderoso por medio de esta Mujer tan aborrecible a mi altivez, desde que la conocí en su señal o idea. Pero si no se aplaca mi soberbia indignación, no me despido de hacer perpetua guerra a este Redentor, a su Madre y a los hombres. Ea, demonios de mi séquito, ahora es el tiempo de ejecutar la ira contra Dios. Llegad todos a conferir conmigo por qué medios lo haremos, que deseo en esto vuestro parecer.
A esta formidable propuesta de Lucifer respondieron algunos demonios de los más superiores, animándole con diversos arbitrios que fabricaron para impedir el fruto de la redención en los hombres. Convinieron todos en que no era posible ofender a la persona de Cristo, ni menguar el valor inmenso de sus merecimientos, ni destruir la eficacia de los Sacramentos, ni falsificar ni revocarla doctrina que Cristo había predicado; mas que no obstante todo esto convenía que, conforme a las nuevas causas, medios y favores que Dios había ordenado para el remedio de los hombres, se inventasen allí nuevos modos de impedirlos, pervirtiéndolos con mayores tentaciones y falacias. Para esto algunos demonios de mayor astucia y malicia, dijeron: Verdad es que los hombres tienen ya nueva doctrina y ley muy poderosa, tienen nuevos y eficaces Sacramentos, nuevo ejemplar y maestro de las virtudes, y poderosa intercesora y abogada en esta nueva Mujer; pero las inclinaciones y pasiones de su carne y naturaleza siempre son unas mismas, y las cosas deleitables y sensibles no se han mudado. Por este medio, añadiendo nueva astucia, desharemos, en cuanto es de nuestra parte, lo que este Dios y Hombre ha obrado por ellos; y les haremos poderosa guerra procurando atraerlos con sugestiones, irritando sus pasiones, para que con grande ímpetu las sigan, sin atender a otra cosa; y la condición humana, tan tímida, embarazada en un objeto, no puede atender al contrario.
Con este arbitrio comenzaron de nuevo a repartir oficios entre los demonios, para que con nueva astucia se encargasen como por cuadrillas de diferentes vicios en que tentar a los hombres. Determinaron que se procurase conservar en el mundo la idolatría, para que los hombres no llegasen al conocimiento del verdadero Dios ni de la redención humana. Si esta idolatría faltaba, arbitraron se inventasen nuevas sectas y herejías en el mundo; y que para todo esto buscasen los hombres más perversos y de inclinaciones depravadas que primero las admitiesen, y fuesen maestros y cabezas de los errores. Y allí fueron fraguadas en el pecho de aquellas venenosas serpientes la secta de Mahoma, las herejías de Arrio, de Pelagio, de Nestorio, y cuantas se han conocido en el mundo, desde la primitiva Iglesia hasta ahora, y otras que tienen maquinadas, que ni es necesario ni conveniente referirlas. Este infernal arbitrio aprobó Lucifer, porque se oponía a la divina verdad, y destruía el fundamento de la salud humana, que consiste en la fe divina. A los demonios, que lo intentaron y se encargaron de buscar hombres impíos para introducir estos errores, los alabó y acarició, y los puso a su lado.
Otros demonios tomaron por su cuenta pervertir las inclinaciones de los niños, observando las de su generación y nacimiento. Otros de hacer negligentes a sus padres en la educación y doctrina de los hijos, o por demasiado amor, o aborrecimiento, y que los hijos aborreciesen a sus padres. Otros se ofrecieron a poner odio entre los maridos y mujeres, y facilitarles los adulterios, y despreciar la justicia y fidelidad que se deben. Todos convinieron en que sembrarían entre los hombres rencillas, odios, discordias y venganzas, y para esto los moviesen con sugestiones falsas, con inclinaciones soberbias y sensuales, con avaricia y deseo de honras y dignidades, y les propusiesen razones aparentes contra todas las virtudes que Cristo había enseñado; y sobre todo divirtiesen a los mortales de la memoria de su pasión y muerte, y del remedio de la redención, de las penas del infierno y de su eternidad. Y por estos medios les pareció a todos los demonios que los hombres ocuparían sus potencias y cuidados en las cosas deleitables y sensuales, y no les quedaría atención ni consideración de las espirituales, ni de su propia salvación.
Oyó Lucifer estos y otros arbitrios de los demonios, y respondiendo dijo: Con vuestros pareceres quedo muy obligado, todos los admito y apruebo, y todo será fácil de alcanzar con los que no profesaren la ley que este Redentor ha dado a los hombres. Pero en los que la admitan y abracen, dificultosa empresa será. Más en ella y contra estos pretendo estrenar mi saña y furor, y perseguir acerbísimamente a los que oyeren la doctrina de este Redentor y le siguieren; y contra ellos ha de ser nuestra guerra sangrienta hasta el fin del mundo. En esta nueva Iglesia he de procurar sobresembrar mi cizaña, las ambiciones, la codicia, la sensualidad y los mortales odios, con todos los vicios de que soy cabeza. Porque si una vez se multiplican y crecen los pecados entre los fieles, con estas injurias y su pesada ingratitud irritarán a Dios para que les niegue con justicia los auxilios de la gracia que les deja su Redentor tan merecidos; y si con sus pecados se privan de este camino de su remedio, segura tendremos la Vitoria contra ellos. También es necesario trabajemos en quitarles la piedad, y todo lo que es espiritual y divino; que no entiendan la virtud de los Sacramentos, o que los reciban en pecado, y cuando no le tengan, que sea sin fervor ni devoción; que como estos beneficios son espirituales, es menester admitirlos con afecto de voluntad, para que tenga más fruto quien los usare. Y si una vez llegaren a despreciar la medicina, tarde recuperarán la salud, y resistirán menos a nuestras tentaciones; no conocerán nuestros engaños, olvidarán los beneficios, no estimarán la memoria de su propio Redentor, ni la intercesión de su Madre; y esta feísima ingratitud los hará indignos de la gracia, e irritado su Dios y Salvador se la niegue. En esto quiero que todos me ayudéis con grande esfuerzo, no perdiendo tiempo ni ocasión de ejecutar lo que os mando.
No es posible referir los arbitrios que maquinó el dragón con sus aliados en esta ocasión contra la santa Iglesia y sus hijos, para que estas aguas del Jordán entrasen en su boca. Basta decir que les duró esta conferencia casi un año entero después de la muerte. de Cristo, y considerar el estado que ha tenido el mundo y el que tiene después de haber crucificado a Cristo nuestro bien y maestro, y haber manifestado su Majestad la verdad de su fe con tantas luces de milagros, beneficios y ejemplos de varones santos. Y si todo esto no basta para reducir a los mortales al camino de la salud, bien se deja entender cuánto ha podido Lucifer con ellos, y que su ira es tan grande, que podemos decir con san Juan: ¡Ay de la tierra, que baja a vosotros Satanás lleno de indignación y furor! Mas ¡ay dolor, que verdades tan infalibles como estas y tan importantes para conocer nuestro peligro, y excusarle con todas nuestras fuerzas, estén hoy tan borradas de la memoria de los mortales con tan irreparables daños del mundo! El enemigo astuto, cruel y vigilante; ¡nosotros dormidos, descuidados y flacos! ¿Qué maravilla es que Lucifer se haya apoderado tanto del mundo, si muchos le oyen, le admiten y siguen sus engaños, y pocos le resisten, porque se olvidan de la eterna muerte que con inculpable indignación y malicia les procura? Pido yo á los que esto leyeren, no quieran olvidar tan formidable peligro. Y si no le conocen por el estado del mundo y sus desdichas, y por los daños que cada uno experimenta en sí mismo, conózcalo a lo menos por la medicina y remedios tantos y tan poderosos, que dejó en la Iglesia nuestro Salvador y Maestro, pues no aplicara tan abundante antídoto, si nuestra dolencia y peligro de morir eternamente no fuera tan grande y formidable".
“MÍSTICA CIUDAD DE DIOS”
Año 1888

viernes, 17 de febrero de 2017

Trasmoz: el único pueblo excomulgado (y maldito) de España

De Juanje 2712 - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0,

Leyendas sobre brujas y aquelarres se han tejido alrededor de este pueblo desde la Edad Media

DANIEL R. ESPARZA  31 OCTUBRE, 2016  
Trasmoz cuenta con apenas 62 habitantes. Alguna vez fueron casi diez mil, pero esos días quedaron atrás, en el siglo XIII. Ubicado en la provincia de Zaragoza, en las laderas del Moncayo y a muy poca distancia del Monasterio Cisterciense de Veruela, el pueblo fue oficialmente excomulgado cuando se acusó al castillo de Trasmoz de ser escenario de aquelarres y hogar de brujas y hechiceros.

La historia, en realidad, es un poco más compleja. Algunos dicen que en aquel entonces, en el castillo se llevaba a cabo una intrincada operación de falsificación de moneda y que los responsables, para mantener a los curiosos a distancia, forjaron además estas leyendas sobre brujas cociendo pociones a la medianoche, haciendo sonar cadenas y encendiendo fuegos en el castillo.

La cosa funcionó tan bien que, desde entonces, Trasmoz ha sido prácticamente sinónimo de brujería. Incluso Gustavo Adolfo Bécquer le ha dedicado algunas líneas a la localidad: la Tía Casca aparece en la punta de una de las torres del castillo, precisamente.

Otras fuentes hacen del caso un complejo asunto político. Trasmoz era en el siglo XIII, además, un importante reservorio de minas de plata, con valiosas fuentes de agua y madera. Pero, además, era territorio laico: por decreto real, sus tierras no eran propiedad de la Iglesia y estaba exento de pagar impuestos al Monasterio de Veruela.

Las historias sobre la práctica de brujería en el castillo no hizo sino exacerbar esta ya sostenida tensión entre el Monasterio y el poblado vecino. Eventualmente, el arzobispo de Tarazona –la sede arzobispal de la zona- excomulgó al pueblo entero. Sin embargo, lejos de ser un punto final en la disputa, esto sólo significó que las tensiones crecieran aún más.

De Francho Beltrán - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es.
De Francho Beltrán - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es.
Después de la excomunión, el monasterio comenzó a servirse de las aguas de Trasmoz. Obviamente, esto no le hizo mucha gracia al Señor de Trasmoz, Pedro Manuel Ximénez de Urrea, quien decidió tomar las armas contra el propio monasterio. Antes de que la sangre corriese, Fernando II dio la razón a Trasmoz, cosa que, desde luego, no complació al arzobispado.

Así, con la venia del Papa Julio II, se procedió además a maldecir al pueblo de Trasmoz (se dice que recitando el Salmo 109 en su contra). Corría el año de 1511. Como la maldición contaba con la aprobación papal, sólo el Papa puede levantarla. Hasta ahora, ningún Papa lo ha hecho.

Ya para 1520, curiosamente, las cosas no marchaban bien en Trasmoz. El castillo se quemó, quedando prácticamente arruinado en su totalidad y, después de la expulsión de los judíos de España, el pueblo pasó de tener casi una decena de miles de habitantes a tener, apenas, 70 y tantos. Hoy día, Trasmoz no tiene escuelas, no tiene tiendas y hay un solo bar-restaurant.

Sin embargo, en lo que se ha reconstruido del castillo, hay un “museo de la brujería” (http://www.trasmoz.com/Castillo%20de%20Trasmoz.htm).

lunes, 9 de enero de 2017

Un sacerdote con 6.000 exorcismos a sus espaldas advierte de las 7 puertas que no se deben abrir

Un sacerdote con 6.000 exorcismos a sus espaldas advierte de las 7 puertas que no se deben abrir

Francisco López Sedano ha sido durante cuarenta años exorcista en la Archidiócesis de México

Francisco López Sedano es un religioso mexicano de los Misioneros del Espíritu Santo que a sus ochenta años ha pasado la mitad de su vida luchando contra Satanás como exorcista llegando a ser el coordinador de los exorcistas de la Archidiócesis de México. Calcula que durante su extenso ministerio ha realizado al menos 6.000 exorcismos y no teme al demonio sino que afirma que el demonio le teme a él.

En una entrevista para el diario Hoy Los Ángeles, editado en lengua española en California (EEUU), este anciano sacerdote cuenta algunas de sus experiencias y advierte a la gente de las puertas que no hay que abrir para que el demonio no pueda entrar en sus vidas y alerta de la poca fe de algunos sacerdotes:

-¿El diablo existe?
-Por supuesto.

-¿Pero existe así como un ente maligno o es sólo la maldad del ser humano?
-Jesús se enfrentó muchas veces con Satanás mismo y habló con él. No se habla con una cosa, se habla con una persona.

-¿Cómo fue que se volvió exorcista?
-No fue por mi gusto, fue por necesidad, por ver casos muy serios, muy dolorosos y tener que entrarle al toro. Antes no creía que el demonio pudiera actuar tan agresivamente. Me parecía fantasioso, no realista.

-¿Y qué le hizo creer?
-Un compañero sacerdote que estaba metido en eso me hizo ver que combatir al Maligno era una obligación. Me dijo: "tienes que meterte en esto por mandato del Señor".

-¿Por mandato?
-Los tres mandatos son llevar la palabra de Dios, sanar enfermos y echar demonios. Los tres están vigentes en la iglesia, pero muchos sacerdotes no quieren entrarle al toro, le tienen miedo.

-¿A qué le tienen miedo?
-A la venganza del Otro.

-¿No será que esos sacerdotes simplemente no creen en el demonio?
- No creen, no intervienen y por eso no tienen experiencia. Me han tocado casos en los que, previamente, la gente fue con su párroco y éste les dijo: "usted está imaginándose cosas, eso no existe". Y la persona se va sin saber qué hacer, porque en la noche "alguien" lo molesta, lo golpea, lo tumba de la cama, lo golpea contra la pared.

-¿Usted ha hablado con el demonio?
-Muchas veces. El demonio habla a través de la gente, gente que se ha metido en sus terrenos. A mí. ¡cuántas veces! "¿Y tú quién eres para expulsarme?". Y le respondo: no soy nadie, pero vengo de parte de Cristo, tu Dios y Señor y te largas ahora mismo, te mando en nombre de Él que te vayas, ¡fuera!


La ouija es un juego extendido entre los jóvenes que abre la puerta al demonio

- ¿Cómo distingue entre una persona que está fingiendo y una persona que está poseída?
- La persona en la que están los demonios empieza a gritar, empieza a ladrar como perro, empieza a vociferar o a retorcerse y a andar como culebras en el piso. Son mil formas.

-¿Y no le da miedo?
-No, porque Dios nos protege. Si no lo hiciera, nadie se metería en eso.

-¿Qué busca el diablo?
-El demonio lo que quiere es apartarnos de Dios, nos mete flojera, nos mete cansancio, nos mete sueño, desconfianza, nos mete desesperación, odio; todo lo negativo.

-Entonces, vivimos una época muy endemoniada.
- Así es. No he tenido buena salud y he dejado un poco de atender gente, pero normalmente antes atendía tres o cinco casos al día.

-¿Cómo sabe una persona que necesita un exorcismo?
-Oye voces, siente odio o rechazo por Dios, antes creía y ahora patea la Biblia. Es gente que tiene un dolor de espalda terrible, pero los médicos dicen que está perfectamente bien. Los daños de Satanás están fuera del orden médico clínico. Gente que vive con una diarrea permanente y con nada se le quita; gente que tiene dolor de ojos y los oftalmólogos no les encuentran nada. Son daños que la ciencia no detecta.

-Entonces, ¿estar poseído por un demonio no significa andar trepando las paredes como Linda Blair?
- No precisamente, pero puede ser. Cuando hay presencia del demonio puede suceder cualquier cosa.

- A usted le ha tocado ver algo así.
-Sí. En una iglesia, un muchacho de unos 18 años empujó cinco bancas de estas grandes, muy pesadas, que ni 10 personas lo habrían logrado. Tenía una fuerza terrible. Lo tuvimos que agarrar entre tres para practicarle el exorcismo. Habiendo presencia del Otro, ya se explica cualquier cosa. Que puedan subirse por las paredes, sí; y volar también.


Una de las escenas más conocidas de la película de El Exorcista

- ¿Qué le gusta al diablo o a satanás?
Lo que le gusta es separarnos de Dios, meternos miedo, amenazarnos, tenernos temblando y la gente así anda luego.

-¿Pero el diablo escoge a la gente o la gente lo deja entrar?
-La gente deja entrar al diablo. No se metería con nosotros si no le abriéramos puertas. Por eso Dios prohíbe practicar magia, superstición, brujería, hechicería, adivinación, consulta a muertos y espíritus y astrología. Esos son los 7 terrenos de la mentira y el engaño.

- Pero todos en México consultan su horóscopo.
-Que los astros influyan en nuestra vida es la mentira más grande. ¡Están a millonadas de kilómetros! Son cuerpos formados por metales y gases, ¿cómo van a influir en nosotros? Lo mismo pasa con la magia, que es atribuir a las cosas un poder que no tienen. Cargar una herradura porque me va a dar buena suerte, es mentira.

-¿No pasa lo mismo con algunos artículos de la Iglesia Católica? Los milagritos, por ejemplo.
- Bueno, no. Hay que saber distinguir. Si yo traigo una imagen de Cristo o de María Santísima como protección, detrás hay algo serio, auténtico, mientras que detrás de una herradura no hay nada, hay mentira.

-¿El diablo sabe más por viejo que por diablo?
- De acuerdo.

-¿Hay algún personaje público que usted crea que tiene tratos con el demonio o que esté poseído?
-Bueno, pues Hitler.

¿De los actuales?
-Pues a ratos (Enrique) Peña Nieto con sus cosas locas de los matrimonios gay y todo eso.

-¿Qué pasa con los narcos y los sicarios?
- Es difícil afirmar rotundamente si son satánicos o no, pero andan en la maldad, ciertamente.

- ¿En algún momento ha sentido miedo?
- No, el diablo me tiene miedo a mí.

- ¿Cómo se imagina el cielo?
No lo podemos imaginar, está fuera de nuestro alcance.

-¿Usted piensa en la muerte?
- Sí, con frecuencia porque tengo que tratar enfermos o, a veces, muertos.

- ¿Le preocupa?
- Ligeramente, porque es uno pecador y está uno en sangre pecadora.

-¿Cómo va a ser pecador si usted combate demonios?
-Sí, pero ¿acaso no puedo pensar en matarte ahorita?

-¡Espero que no!
-Jajajaja. Lo que quiero decir es que estamos en sangre pecadora y nadie puede decir "yo no soy pecador". Basta que estemos en carne humana para que seamos pecadores y fallemos en muchas cosas, el Papa y todos, somos humanos.

-¿Qué pasa, por ejemplo, con los sacerdotes pederastas?
-No tuvieron una formación suficiente como para luchar contra sus tendencias pederastas, no tuvieron fuerza espiritual para sobreponerse.

-¿Qué castigo merece alguien que abusa de un niño?
-Merecería que le corten sus partes.

- ¿Cuál quiere que sea su epitafio?
-Simplemente: "Gracias, Señor, por la vida".

-Tanta maldad, ¿no le quita la esperanza?
- No, para mí se confirma la esperanza porque desde la cruz Cristo ya venció y ganó la guerra absoluta. Satanás trata de hacerle un poco la guerra, pero no le hace ni cosquillas.
(http://www.religionenlibertad.com/sacerdote-con-6000-exorcismos-sus-espaldas-advierte-las-54208.htm)